Cuando vemos a una persona sonreír ya nos hacemos una idea de cómo es, cuál es su actitud frente a la vida, si está relajado, si es feliz… Y es que sonreír es gratis, es fácil y además se agradece muchísimo esa actitud puesto que automáticamente genera empatía con las personas que están a su alrededor.
Pero es que sonreír es mucho más, ya que aporta beneficios para la salud, física y mental, que seguramente desconocías, pero hoy que hoy, desde aquí, el blog de Clínica Patins, te contamos.
1- Sonreír mejora nuestra salud, sí, físicamente. Y es que cada vez que sonreímos liberamos endorfinas, que son las responsables de hacernos más feliz. Además, cuanto más endorfinas, más relajados estamos y menos estrés tenemos.
2- Sonreír también es bueno para nuestro corazón, y hay estudios que dicen que las personas que sonríen mucho son más positivas y tienen menos enfermedades, entre ellas, menos problemas cardíacos.
3- Por tanto, cuanto más sonreímos, mejor es nuestro estado de ánimo, mejor actitud, mejor empatía con el resto de personas, más a gusto con uno mismo.
4- Sonreír te ayuda a conseguir tus propósitos y objetivos. Tu actitud es más positiva y los baches o incidencias las luchas de tal manera que nada te impide llegar a donde tú quieras.

Como dato curioso, ¿sabías que las mujeres sonríen más a menudo que los hombres? ¿Y que los niños superan todas las medias ya que sonríen unas 400 veces al día?
¡Cambiemos las estadísticas y que no pase ni un día sólo sin sonreír! Y es que tal y como decía Charles Chaplin “Un día sin sonreír es un día perdido”