El verano es sinónimo de vacaciones, momentos de relax, planes improvisados y mucho tiempo fuera de casa disfrutando del buen tiempo y del ambiente que se respira en cualquier rincón de la isla, de la ciudad o del campo.

Este ambiente relajado afecta a nuestra salud bucodental, y es que al romper con nuestras rutinas, también descuidamos los hábitos de limpieza y cuidado bucal.

Tomamos más bebidas frías, más helados, comemos y cenamos más veces fuera de casa… Y nuestra limpieza bucal se ve afectada y por eso muchos otros factores como:

  • Una mayor hipersendibilidad dental

  • Incrementa la placa bacteriana

  • Poco uso de las férulas de retención

  • Halitosis

 

¿La solución? Limpiarnos los dientes todas las veces necesarias y el tiempo adecuado, utilizando siempre que se pueda hilo dental y colutorios para completar nuestra limpieza. Y pedir una cita en Clínica Patins para una revisión y limpieza dental. Recuerda que la prevención es la mejor solución a cualquier posible problema 😉