¿Muchos propósitos de año nuevo? Hacer deporte, dejar de fumar, retomar una rutina de deporte, leer, viajar… y ¿Comer bien? Si ese es también uno de tus propósitos de año nuevo, aquí te recomendamos alimentos, que además de ser saludables ayudan a fortalecer tus dientes

¡Toma nota y empieza a ser creativo en tus recetas añadiendo siempre estos alimentos!

1-MANZANA

Tomarlas a mordiscos fortalece muchísimo los dientes y estimula la salivación. Además esta fruta tiene un alto contenido en vitamina C, por tanto todo ello favorece muchísimo a eliminar la placa dental.

2-LECHE, QUESOS, YOGURES

Los productos lácteos son ricos en calcio, y éste es importante ya que fortalece los huesos y dientes, además contienen una proteína conocida como caseína, que estabiliza y repara el esmalte dental.

3-ZANAHORIAS

Como en el caso de la manzana, si la ingieres cruda, fortalecen los dientes gracias a su masticación. Y tanta masticación ayuda a eliminar la placa bacteriana de dientes y encías.

4-TÉ VERDE

Si te gusta el té, apúntate al verde porque sus propiedades son muchísimas. Tiene propiedades antioxidantes que ayudan a los dientes ya que previenen la placa, además de que gracias a su alto contenido en flúor ayuda también a prevenir las caries.

5-FRESAS

Esta fruta destaca por contener dosis altas de Xylitol que ayuda a atacar las bacterias que provocan la placa dental.

6-SALMÓN

Este pescado es rico en omega-3 y también en vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, para que éste pueda hacer su trabajo de proteger y fortalecer los dientes.

7-AGUA

¿Sabías que el mero hecho de beber agua lava tus dientes, elimina los ácidos, mantiene el pH de la boca y contiene flúor? Hay que hidratarse y beber SIEMPRE agua.

8-ARÁNDANOS

Se trata de una fruta antioxidante que destaca en la higiene oral en que interrumpen la unión de las bacterias orales antes de que puedan formar la placa.

9-ESPINACAS

Las espinacas, como muchas otras verduras de hoja verde, tiene muchísima fibra, que es excelente para los dientes porque al masticarlas genera mucha saliva y eso hace que se limpien los dientes.