Se dice que desayunar es la comida más importante del día, y en ocasiones, el ritmo de vida, los peques y la falta de tiempo nos impiden desayunar bien, como toca y en consecuencia o desayunamos poco y mal o prácticamente nada!

Por ello, os queremos poner dos ejemplos de dos desayunos para disfrutar en familia, evitando así excusas y compartiendo un momento juntos para empezar el día de la mejor manera. Eso sí, hay que organizarse y levantarse un poco antes si lo quieres hacer todos los días. Si te ves incapaz, inténtalo por lo menos los fines de semana!!

DESAYUNO A

  • Avena con leche de soja o almendra con frutos rojos (fresas, arándanos, frambuesas…)
  • Revuelto o tortilla de huevo con champiñones, espinacas, jamón de pavo…
  • Un zumo natural de naranja
  • Café o té

DESAYUNO B

  • Yogur y granola
  • Tostadas de pan integral con tomate y aceite de oliva
  • Batido o smoothie de frutas de temporada
  • Café o té

No olvides que un buen desayuno nos aporta energía para todo el día, mejora considerablemente nuestro estado anímico y mejora nuestro estado físico y mental.